Buscar
  • Ana Philibert

Fui a buscar el sol

“Fui a buscar al Sol, algo que perdí pensando tanto en mí. Y qué contenta iba yo con el Sol a mi lado, me hacía parecer radiante a mí también. Y en tu camino en busca del Sol vas y te cruzas con él y al penetrar en su alrededor prendes fuego otra vez” - María Rodés


Llegué a Mazunte sin boleto de regreso, en busca del “sol” que había perdido. Hace un año viví uno de los procesos personales más fuertes y a partir de eso “me perdí”, me desconecté de mí y lo único que había era un sentimiento constante de apatía que duró meses. Nada me movía y no me sentía viva.



La canción que inspiró el nombre de esta entrada, “fui a buscar el sol” habla de perderse y encontrarse de nuevo, de que al estar tan cerca del sol te vuelves radiante y “prendes fuego otra vez”. Con esa intención vine aquí, a encontrar esa conexión conmigo.



Un par de semanas y un retiro de silencio después, me quedé a “vivir” en Mazunte. Un pueblito playero que para mí tiene la perfecta combinación de ser muy mexicano y tener personas de todas partes del mundo. Además de ser un lugar muy espiritual con centros de yoga, meditación y muchas actividades de consciencia.



Mis días aquí son una combinación de playa y mar, cafecito oaxaqueño, ceremonias de cacao, círculos de mujeres, música y baile, atardeceres increíbles, cenas con amigos y uno que otro mezcal.



No sé cómo explicarlo pero por fin me empiezo a sentir yo de nuevo, a amar la vida y a disfrutarla otra vez. Siento cómo está regresando esa conexión conmigo que había perdido y siento como estoy encendiéndome de nuevo. No sé si es el sol, el mar, estar en contacto con la naturaleza, la energía de este lugar, las ceremonias o que paso mucho tiempo conmigo. Tal vez es una combinación de todo, o tal vez es sólo parte del infinito juego de la vida entre la luz y la oscuridad.



No fue por arte de magia y definitivamente no fue algo que pasó de la noche a la mañana, fue un proceso de un año que necesitó de mucha aceptación y paciencia. Como todo proceso fue algo que pasó poco a poco y echándole muchas ganas. Aceptar esa desconexión y apatía con la vida fue difícil, no sabía por dónde empezar y la verdad hubo momentos en los que pensé que nunca iba a volver a estar bien.



Ahora, estando del otro lado, creo que necesitaba pasar por eso para volver más fuerte, para encontrarme más profundamente y para aprender todo lo que aprendí. Haber estado tan abajo me hizo valorar el poder estar arriba y entender que a aveces necesitamos perdernos para encontrarnos.


Después de todo el proceso y los pasos que fui dando para estar hoy aquí, en el lugar donde finalmente sentí el resultado de todo lo que hice para regresar a mí, me siento muy agradecida de haber venido “a buscar el sol” y darme cuenta de que siempre estuvo ahí, solo necesitaba el tiempo, el espacio y la intención de conectar con esa luz de nuevo.



Fotografías de la playa: Mariana Arrieta

Título inspirado en la canción "Fui a buscar el Sol" de María Rodés

147 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Dolomitas

©2020 | Ana Philibert